logo

Julieta Paredes expuso sobre feminismo comunitario y despatriarcalización en La Paz, Bolivia

julieta-paredesEl Patriarcado, para el feminismo comunitario, es el sistema de todas las opresiones que vive la humanidad y la naturaleza. Así lo explicó Julieta Paredes en el primer taller que se realizó en el Encuentro Latinoamericano de comunicadores y comunicadoras contra la desinformación que se está llevando a cabo en La Paz Bolivia.

Según Julieta Paredes, no es lo más preciso hablar de violencia de género, sino de violencia estructural hacia la mujer, porque la violencia es estructural y estructurante, permea tanto nuestros cuerpos, como las relaciones sociales y las diversas instituciones de la sociedad. La propuesta de Julieta, como mujer indígena, es el feminismo comunitario y la despatriarcalización que implica una serie de elementos: primero recuperar el paralelismo y la contemporaneidad de los tiempos y la creencia equivocada del eurocentrismo que define el tiempo como algo lineal. Segundo, descolonizar nuestras cabezas, nuestros cuerpos, nuestra cultura, descolonizar el tiempo.

Sacarnos la idea del tiempo lineal es una tarea importante, que nos permite abandonar la idea de países desarrollados y subdesarrollados que nos han impuesto. Nos invita a dejar de pensar que debemos “alcanzar” el desarrollo de los países europeos y a pensarnos desde el Abya Ayala.

En este sentido, el “feminismo es la lucha de cualquier mujer, ante cualquier problema, en cualquier parte del mundo y en cualquier parte de la historia, que lucha, se rebela y propone”, explicó Julieta Paredes. Históricamente, el patriarcado comienza construyéndose sobre el cuerpo de las mujeres, tanto en Europa, como en el Abya Ayala, se puede hablar de un “Patriarcado Ancestral” que aunque tiene diferencias con Europa, aún mantiene relaciones de desigualdad y opresión entre hombres y mujeres.

Julieta afirma que las diversas revoluciones en el mundo han caído porque no han sido realizadas también desde las mujeres, porque no se han despatriarcalizado esos procesos de cambio. La propuesta es hacer un proceso de cambio revolucionario, desde el feminismo comunitario en el que sean importantes hombres, mujeres y transexuales, que puedan funcionar como un cuerpo común de hermanos y hermanas.

Y la pregunta que nos deja es contundente: ¿cuándo nos van a sentir (los hombres) como su cuerpo, como parte de su cuerpo?

A continuación compartimos la charla de Julieta Paredes



Deja un comentario