logo

Radio Placeres rechaza Golpe de Estado en Bolivia y Solidariza con movimientos sociales

La Radio Placeres quiere manifestar su solidaridad con el pueblo organizado de Bolivia ante los últimos hechos que desencadenaron en un Golpe de Estado racista, junto a la persecusión de dirigentes sociales, líderes indígenas y medios de comunicación comunitarios y estatales.

Rechazamos la violencia y el uso de fuerza en contra del pueblo organizado y sus organizaciones sociales. También nos declaramos en contra de los apremios ilegítimos a los que fue sometido el periodista José Aramayo por parte de fuerzas militares. Nuestra solidaridad con Aramayo y respeto ante su trabajo como comunicador social.

Creemos que la soberanía reside en el pueblo y los organismos internacionales y de Derechos Humanos deben velar por la inmediata restitución de la democracia. El pueblo boliviano no está seguro mientras el poder lo ejerza una Junta Militar, así como el pueblo Chileno no está seguro con militares en las calles reprimiendo la legítima movilización social.

América del sur resiste

Somos un pueblo en resistencia con las fuerzas militares que reprimen las demandas legítimas de sus comunidades, es por esto que como medio comunitario solidarizamos con las hermanas y hermanos bolivianos. A continuación compartimos información sobre la contingencia política de la mano de la compañera Adriana Guzmán Arroyo de Feminismo Comunitario Antipatriarcal, quien nos relata lo que no está saliendo en los medios que cubren la crisis social y política en Bolivia(34):

Denuncia un golpe de estado de las organizaciones cívicas, empresariales y de terratenientes en contra de las organizaciones sociales e indígenas que están siendo perseguidas. Los grupos que encabezan el suscrito golpe plantean devolver “la biblia al palacio de gobierno” y “poner el país en manos de dios”, hay además un escarmiento racista ya que se busca identificar personas indígenas dentro de las organizaciones.

La policía decidió amotinarse y otros regimientos también, exigiendo la renuncia de Evo Morales, así que estas fuerzas ya no están resguardando las ciudades; los militares declararon que ya no van a desmovilizar a los grupos en las calles, así que se suman al golpe de cívicos, empresarios y oligarcas. Estos grupos son los que tienen la propiedad de los medios de comunicación y están quemando las sedes de las organizaciones sociales campesinas e indígenas, al igual que las casas de dirigentes sociales indígenas; se informa que estos grupos son armados con lanzas, escudos, gases y explosivos, además están utilizando la violencia sexual en este supuesto golpe civil, respaldado por las armas de policías y de militares.

La compañera nos pide difundir que ES un golpe de estado, con violencia y sí está generando terror porque sí hay un escarmiento racista.

Ha sido tomada la sede la confederación de trabajadores campesinos y ha sido secuestrado un compañero de la radio, se ha saqueado el edificio y se ha bajado y quemado la Wiphala, se ha izado la bandera tricolor, luego los mismos grupos de civiles han orado y cantado el himno nacional, eso mismo han hecho en todas las organizaciones campesinas que se han tomado. Se denuncia la persecución de matriz racista y colonialista a todos los entes que han vivido el proceso de cambio boliviano.

La reorganización de las agrupaciones campesinas originarias apunta a crear un cerco a las ciudades, con el cierre de la provisión de agua, “no hay otra posibilidad”, lo que piden es que se vaya Luis Fernando Camacho quien encabeza el golpe y también que se vaya el comité cívico de Santa Cruz, quien ha tomado la ciudad donde las instituciones, la televisión nacional y las radios comunitarias con toda violencia. Se necesita denuncia y presión internacional. Esto es lo que nos informa nuestra compañera Adriana.




Deja un comentario